1. About en Español
Send to a Friend via Email

Your suggestion is on its way!

An email with a link to:

http://elyoga.about.com/od/Cursosdeformaciondeprofesores/a/Por-Que-Hacer-Un-Curso-De-Profesores.htm

was emailed to:

Thanks for sharing About.com with others!

Por qué hacer un curso de profesores

Motivos para formarnos en yoga

Por

    La razón más obvia es que queremos convertirnos en profesores de yoga porque llevamos practicando algún tiempo y creemos que enseñar es una llamado que tenemos para compartir este bello conocimiento. Estamos convencidos de que estar inmersos en el yoga puede enriquecer nuestra vida. O tenemos planeado abrir un centro de yoga. Por otra parte, hay quienes ya enseñan pero o necesitan el título para trabajar en un lugar específico, o quieren tener una formación más estructurada o están interesados en complementar lo que han aprendido por otros medios.
    En fin, son muchos los motivos, digamos, prácticos para decidir tomar un curso para profesores de yoga, todas bienintencionadas y válidas. Pero las verdaderas razones para hacer esto no son prácticas: son intangibles, vivenciales, espirituales. La principal es que nunca acabamos de aprender sobre yoga. Estas son algunas de una infinidad de posibles razones para animarse a hacer un TTC y estoy segura de que cada uno podría añadir muchas más.
    Sólo algunas razones de tantas
    Los cursos de profesores de yoga nos convierten, antes que en maestros, en estudiantes de yoga. Si sentimos una luz en esa dirección es porque estamos preparados para seguirla. Este tipo de programas son mucho más que un curso de estudio de una técnica. Nos dan consistencia en nuestra práctica, un entendimiento más profundo de la disciplina, un compromiso con los preceptos del yoga, empoderamiento en nuestra propia vida, autoconciencia y una orientación sobre cómo seguir aprendiendo. Para transmitir la esencia del yoga lo más importante es que nosotros mismos tengamos conciencia de nuestro proceso, nos conozcamos a nosotros mismos y que hayamos sanado lo que debemos que sanar para ser libres.
    Las razones para decidirse a hacer un curso de formación de profesores son diversas, pero por lo general todas las personas que lo toman tienen en común que están buscando plenitud y crecimiento interior. Mientras que otras personas quieren estudiar más a fondo el yoga para su propio desarrollo personal, quieren potenciar su salud y sus capacidades, algunos quieren tener la disciplina y fortalecer sus cuerpos (no es el punto, pero sin saberlo están también dando flexibilidad a su mente), otras quieren aprender de su sabiduría (que no es más de des-aprender) para tener una actitud más abierta y serena.
    Hay quienes quieren tener un espacio para sí mismos, quieren conocerse, y muchos otros están en un proceso interior de movimiento o despertar espiritual. Casi todos los que se encuentran en estos espacios están buscando cambios y, acertadamente, los buscan dentro de su ser, de donde vendrá la fuerza y claridad para realizar los cambios de actitud o los cambios externos que fueran necesarios. Otros están viviendo cambios en su vida; algunos dolorosos como separaciones o enfermedades. Los cambios nos fuerzan a aprender, pero verlo así y no como incertidumbre o pérdida, no es tan fácil. El hecho de estar inmersos en el pensamiento del yoga les permite recibir los cambios con corazón abierto, aprender sus enseñanzas y a confiar en una dimensión mística de la vida.
    Es frecuente que lleguemos sin saber qué estamos buscando, y nos encontramos con una tradición filosófica y espiritual que le da un giro a nuestra experiencia vital y a la forma como concebimos el mundo y a nosotros mismos, el sentido de la existencia. Acabamos por incorporar el yoga como un referente de vida, si no lo hacemos ya. Como estudiamos las técnicas detalladamente y sus beneficios, podemos además mejorar nuestra propia práctica. El hábito que adquirimos durante los cursos nos da constancia. El yoga nos empodera y nos hace creer en nosotros mismos porque fortalece nuestra voluntad y esto nos hace libres de lo que nos limita y nos controla: nuestra propia mente.
    No importa si queremos enseñar o no, o si vamos realmente a tener un estilo de vida yóguico, tradicionalmente hablando, que requiere mucha disciplina y algo de austeridad. En todo caso, el yoga genera grandes cambios. Un curso de formación de profesores por lo general consolida nuestra relación con el yoga como parte esencial de nuestra vida, de la manera que más se adecue a cada uno (no todos somos ascetas, pero podemos adoptar algunos principios y hacer algunas de sus prácticas que siempre nos benefician). Cada uno se relaciona con el yoga de la manera que mayor bien le hace.
    Un curso de formación de profesores para los yoguis más nuevos implica un reto. Pero lo es por la misma razón que es tan significativo: nos da las herramientas y nos da la lente a través de la cual mirar nuestra propia vida y el mundo para despojarnos de tantos sistemas de creencias que se basan en el temor y en la dualidad. Nos enseña que el yoga es todo un sistema integral: psicológico, científico, médico, filosófico y metafísico. Nos hace conscientes de lo que somos realmente y que hemos olvidado, adentrándonos en nuestra mente para observarla, purificarla. Nos recuerda el más alto propósito de la vida humana, de cumplir con su misión en la tierra y de vivir una vida lo más ética, libre y plena posible.

©2014 About.com. Todos los derechos reservados.